La Sandía

sandia

Sabías que…

La sandía es la fruta con más agua y con menor aporte calórico. Sus índices vitamínicos y minerales son son excesivamente alto ni notorios, en cambio el potasio y el magnesio de su composición la convierten en una de las frutas preferidas de los especialistas y, de todos en verano.

Aquí dejamos algunos de los principales beneficios de la fruta del verano más famosa, también la fruta más utilizada en las dieta, junto con la piña por su poder depurativo.
  • Es una fruta antioxidante, podemos comprobarlo principalmente en su color rojo intenso. El color rojo nos indica la existencia de pigmento licopeno, uno de los antioxidantes más presentes en frutas y verdura.
  • Su alto contenido de agua la convierte en un calmante de sed.
  • Ayuda a reforzar el sistema muscular y nervioso gracias a su contenido de potasio.
  • Es un depurativo natural perfecto, además ayuda a eliminar los intestinos gracias a su contenido de fibra y, ayuda también a eliminar los residuos tóxicos de nuestros organismo.
  • Se utiliza mucho en para perder peso porque se trata de una fruta saciante además de diurética.
  • Un consumo por encima de la media, de sandía puede mejorar hasta la presión arterial.
  • El consumo de sandía favorece el sistema cardiovascular, lo refuerza y también previene en enfermedades cerebrovasculares.
  • La sandía para los músculos. Cuándo nos duelen los músuculos y nos sentimos flojos y cansados, la sandía puede ser una de las soluciones por su contenido de L-Citrulina que relaja los casos capilares y refuerza el sistema inmunitario entre otras cosas.
  • Tomar sandía después de hacer deporte hará que nos recuperemos más fácilmente de la fatiga muscular.
  • La L-Citrulina ayuda a relajarse y a combatir el estrés.
  • La sandía es antirreumática por los minerales alcalinos de su composición. Siendo indicada para pacientes con artritis, reuma, ciática…
  • La sandía es laxante debido a su contenido de fibra. Por lo que es ideal para regular el sistema digestivo y mejorar el tránsito intestinal.
  • La sandía en la lactancia favorece la producción de leche de calidad, pues fluidifica la leche, lo que hace que que la leche resultante sea de digestión más sencilla para el bebé, lo que le evitará cólicos de lactante.

Comentarios

comentarios